21 de noviembre de 2010

La Coruña.

Ubicación: La Coruña.
Distancia desde Madrid: 591 Km.
Fecha de la excursión: Noviembre de 2010.


No tengo la certeza de los años que hacía que no regresaba a La Coruña, pero seguro que han sido demasiados. Tantos que, cuando estuve, fuí con mis padres y vestía pantalones cortos.

La Coruña
Muchos años, sin duda. Años durante los cuales, como es obvio, la ciudad ha cambiado de forma notable aunque sin dejar de ser ella. Y así la quiero recordar hoy, como entonces, con ese sabor que, por sí mismo, y a pesar del tiempo transcurrido, quedó grabado en mi memoria.

La visita a Coruña no tiene un punto de partida definido, pero en nuestro caso, y sin un motivo concreto, empezamos en la Plaza del pintor Álvarez de Sotomayor, donde podremos encontrar la Biblioteca de la Casa Consulado, inaugurada el año 1806.

La Coruña
A su derecha, el Convento de las Madres Capuchinas, iglesia Barroca de principios del s. XVIII obra del arquitecto gallego D. Fernando de Casas Novoa

La Coruña
En la misma plaza pueden verse dos edificios de los cuales desconozco su transcendencia, pero como me gustaron, pues aquí se quedan:

La Coruña
Bajando por la calle de San Nicolás nos encontraremos con la iglesia del mismo nombre, edificada en la oscura época del medievo y reedificada nuevamente por completo a lo largo de la mitad del s. XVIII y parte del XIX. La decoración de su interior no puede considerarse abundante, y su fachada, austera, está coronada por una imagen del santo y sendos campanarios. A la derecha del templo, un cruceiro remata la escena.

La Coruña
Un poco más abajo, Colela y su cartel anunciador que, aunque nada tiene que ver conmigo ni con lo que estamos hablando, es capaz de devolverme sólamente con contemplarlo a aquellos años pasados.

La Coruña
Y en la calle del Riego de Agua, el teatro Rosalía de Castro, Coliseo de san Jorge cuando fue inaugurado al haberse alzado sobre los terrenos que ocupaba la iglesia medieval dedicada al mismo santo. Construído en los años treinta del s. XIX, fue el primer edificio de la ciudad que contó con luz eléctrica, y tuvo que renacer treinta años más tarde de sus propias cenizas al ser devorado por un incendio.

La Coruña
Hablando de todo un poco, el nombre castellanizado de esta calle es un grave error de traducción, ya que su nombre original en gallego, Rego d'auga, se refería al surco que en ella existía y que recogía las aguas de las calles colindantes.

En este solar de la misma calle se levantaba un viejo edificio que, al demolerlo, nos muestra lo que fueron sus espectaculares vigas de madera.

La Coruña
Un poco más adelante se llega a la plaza de María Pita, toda ella de soportales.

La Coruña
En un costado se encuentra el edificio del ayuntamiento, obra del arquitecto gallego Pedro Mariño e inaugurado el año 1918. Es uno de los ejemplos más claros del modernismo local, aunque con cierto aire neoclásico. Sus tres torres, rematadas por sendas cúpulas, dan más realce a su fachada.

La Coruña
Su interior alberga actualmente el Museo de Relojes, donde se muestran más de cien de los siglos XII al XX.

Y si la plaza tiene este nombre es en recuerdo de María Mayor Fernández de Cámara y Pita, quien pasó a la historia por su participación, el año 1589, en la defensa de la ciudad contra el ataque de la Armada Inglesa dirigida por el corsario sir Francis Drake.

La Coruña
La estatua que se erige en su honor fue realizada en bronce por el escultor Xosé Castiñeiras, y representa a la heroína gallega lanza en ristre, con el cadáver a sus pies de un alférez inglés a quien ella misma dió muerte.

Muy cerca de la plaza encontraremos la iglesia de san Jorge, construída en el s. XVIII también por Casas Novoa. Destinada a la Compañía de Jesús, su fachada de grandes columnas es característica del barroco gallego.

La Coruña

La Coruña

La Coruña
Un paso más allá veremos la Biblioteca Histórico Militar, antiguo Cuartel de Atocha o Cuartel del Príncipe Alfonso, como originariamente se llamó.

La Coruña
Los cerca de 28.500 volúmenes que guarda en su interior proceden de antiguas unidades disueltas, por lo que se presenta como una biblioteca generalista con tendencia a la especialización en historia militar.

En la plaza de Santa María encontraremos la Colegiata de Santa María del Campo, llamada así porque, probablemente, cuando se construyó, estaba ubicada fuera de las murallas de la ciudad.

La Coruña
Construída entre los siglos XII y XIV en estilo románico aunque ya en transición al gótico, la fachada, reformada en el s. XIX, conserva el pórtico original y una torre con un remate piramidal. En la portada principal, destaca un tímpano que representa una escena de la Epifanía, mientras la arquivolta interior muestra a los doce apóstoles.

La Coruña
Durante muchos años fue la iglesia de los gremios del comercio y de la mar.

En el número 11 de la rúa Tabernas podemos encontrar la que fue casa de doña Emilia Pardo Bazán, insigne dama de las letras gallegas.

La Coruña

La Coruña

La Coruña
Actualmente es sede de la Real Academia Galega.

A su espalda, en la calle Parrote, se encuentra la Iglesia de Santiago, levantada entre los siglos XII y XIII y posiblemente la más antigua de la ciudad.

La Coruña
Construída con los sillares de la antigua torre de Hércules, sufrió varias reformas en la que se incorporaron elementos góticos y barrocos. Conserva una única nave y tres ábsides semicirculares, y de las tres portadas con que cuenta, la de Santiago es la más destacable sin duda, ya que, dentro de un tímpano, se muestra al santo a caballo, indicando el inicio del Camino de Santiago de los Ingleses.

La Coruña
Poquito más adelante llegamos a la Plaza de la Constitución, sede de la Capitanía General.

La Coruña
Construída el año 1748, su aspecto se asemeja más al de un palacio que al de un recinto militar.

La Coruña
Enclave particularmente bello de Coruña, también puede contemplarse desde aquí la parte trasera de la iglesia de Santiago, un antiguo cruceiro y el edificio de la izquierda de la imagen, totalmente cubierto de parra virgen, que no he sabido identificar.

La Coruña
La Plaza de Azcárraga, antiguamente llamada Plaza de la Harina, es otro de los lugares que no hay que dejar de conocer. Fue remodelada el año 1896 por Pedro Mariño -este hombre no paraba-, que la dividió en cuatro paseos enlosados en forma de cruz confluyentes en la fuente del Deseo.

La Coruña

La Coruña
En los espacios libres se plantaron arbustos, plantas, magnolios y plátanos cuya sombra ha de disfrutarse en los momentos en los que el sol está más alto.

Lamentablemente, tampoco he sido capaz de averiguar quién fue el autor de la fuente, preciosa.

Siguiente parada, la casa de Rosalía de Castro, en la que habitó junto a su marido, el historiador y escritor gallego Manuel Murguía entre los años 1870 y 1879.

La Coruña

La Coruña
También se puede visitar, en la calle Ferrerías, la que fue la casa de nuestra ya conocida y aguerrida María Pita.

La Coruña
No pudimos entrar porque estaban de obras, pero es la excusa perfecta para volver en otra ocasión.

Frente a ella, las Escuelas Populares Gratuitas, fundadas, según se puede ver en su muro, el año 1888.

La Coruña
Su construcción fue auspiciada por un grupo de prohombres de la ciudad presididos por el coronel de artillería D. Camilo Rodríguez Losada, y su principal fin fue "moralizar y elevar el nivel intelectual de los barrios de la Ciudad Vieja, notablemente descuidada".

En el número 5 de la plaza de Santa Bárbara encontraremos el Convento de las Bárbaras, fundado el año 1494 por el Papa Alejandro VI en el lugar donde tiempo atrás existio una capilla dedicada a la Santa.

La Coruña

La Coruña
Ampliado en los siglos XVII y XVIII, se encuentra actualmente habitado por monjas clarisas. Digno de destacar el relieve, gótico del s. XIV, que sobre la puerta de entrada muestra una representación del Juicio Final.

La Coruña
Su capilla, austera hasta el extremo, cuenta con una pequeña y humilde librería con varios misales y otros libros; lo que no sabemos es si pueden ser tomados en préstamo o si sólo se pueden coger para leer allí mismo.

Y en la plaza de santo Domingo, el convento e iglesia de Santo Domingo, del s. XVIII, barroca y de planta de cruz latina, si bien el convento dominico al que perteneció es del s. XII.

La Coruña
Terminada el año 1770 y de autor desconocido, llama la atención la torre que corona la fachada porque da la impresión de estar torcida.

La Coruña
Pero realmente está perfectamente alineada respecto al eje de la iglesia, lo que está movida es la fachada, posiblemente para cuadrarla con el contiguo edificio que en tiempos fue Real Casa de la Moneda, actualmente Delegación del Ministerio de Defensa en Galicia.

La Coruña
Fundada por el rey Alfonso IX de León, acuñó moneda hasta el reinado de Carlos II. Fue la principal ceca establecida en Galicia, y la que más moneda acuñó durante más tiempo.

En la casa de Cornide, pazo urbano del s. XVIII de inspiración barroca, construido en granito y obra de Francisco Llobet, vivió el ilustrado coruñés José Cornide Saavedra, historiador, geógrafo, naturalista, miembro de la Academia de la Historia y promotor de la restauración de la Torre de Hércules.

La Coruña
Tras servir como cine en las primeras décadas del pasado siglo, pasó a ser propiedad de la familia Franco.

Ubicado en la calle de la Veeduría se encuentra la sede del Gobierno Militar de la Región Militar del Noroeste. El edificio, también conocido como del Marqués de Camarasa, se construyó el siglo XVII, aunque su portada, barroca, es del XVIII, y fue vivienda del veedor, que era, según nos dice el diccionario de la RAE, la persona que informaba si eran conformes a la ley u ordenanzas las obras de cualquier gremio u oficinas de bastimentos.

La Coruña
Si no lo es ya, está previsto sea sede del Centro Internacional de Recursos de las Culturas Europeas (CIRCE).

El Archivo del Reino de Galicia está encargado de "custodiar y difundir el patrimonio documental de Galicia, para el servicio de la Administración y los ciudadanos".

La Coruña
Aunque sus orígenes se deben a lo dispuesto en la Real Cédula emitida por el rey Carlos I de Castilla el 3 de febrero de 1529, es el 22 de octubre de 1775 cuando asume oficialmente su función gracias a otra Real Cédula, en este caso la dictada por Carlos III.

El edificio que es actualmente su sede fue inaugurado el año 1955 y remodelado entre los años 2000 y 2003, fue proyectado por el arquitecto coruñés Antonio Tenreiro y está situado junto al recoleto Jardín de San Carlos.

La Coruña
Este último, construido como fortificación defensiva extramuros de la ciudad en el s. XIV, quedaría unido a ella en el XVI, aunque fue perdiendo su importancia como bastión tras estallar el polvorín que contenía. Tras ser definitivamente abandonado, en el s. XVIII es recuperado como jardín por don Carlos Francisco de Croix para su uso particular, y don Francisco de Mazarredo lo transforma el año 1834 en jardín de estilo romántico.

Declarado conjunto histórico-artístico, en su centro, flanqueado por cuatro majestuosos árboles, se encuentra la tumba del general británico sir John Moore, herido mortalmente en la batalla de Elviña el 16 de enero de 1809, mientras que en un costado tiene un mirador con unas interesantes vistas del puerto y de la ciudad.

La Coruña
El Hospital Abente y Lago es el más antiguo de los que integran el complejo hospitalario universitario de La Coruña. El edificio primigenio fue erigido el año 1626 e inicia su actividad con el nombre de Hospital del Rey para prestar asistencia a las tropas militares asentadas en la ciudad, pero tras diversas reformas, es derrumbado y reconstruído de nuevo entre los años 1861 y 1866 conforme al proyecto de Joaquín Montenegro. Organizado entorno a un espacioso patio, constaba de 15 salas capaces de acoger a 300 enfermos, quienes podían oír misa sin salir de las salas gracias a un oratorio circular que se encontraba cubierto con una cúpula.

La Coruña
En 1946 un incendio asola completamente el hospital, pero resurge de sus cenizas convertido en uno de los más modernos y mejor dotados del país. En 1995 el Ministerio de Defensa cierra sus puertas y se incorpora a la red del Servicio Galego de Saúde, siendo reabierto al público el año 1998 con su actual nombre.

El Museo militar se ubica en parte de lo que fue solar del antiguo Convento de San Francisco, y antes de que se le diera su actual función fue polvorín, cuartel de veterinaria, presidio, o cuartel de la Guardia Civil.

La Coruña
En su interior, como es lógico, se puede encontrar abundante documentación y objetos relacionados con el mundo de la milicia, algunos tan singulares como la maquinaria del reloj del palacio de la Capitania General, del siglo XVIII, o la representación en miniatura de la Batalla de Elviña.

La de la Venerable Orden Tercera es una capilla contigua al antiguo convento de San Francisco construída en el año 1743. Es digna de visitarse tanto por la factura de las tallas que cobija como por la vistosidad de su retablo mayor construído por Domingo Antonio de Paredes, a quien se le encargó tal labor el 23 de noviembre de 1777.

La Coruña
En el último lustro se ha visto beneficiada por numerosas obras de restauración que han mejorado tanto el edificio como las obras artísticas que alberga.

Tras autorizar Carlos I la construcción de la Casa de Contratación de Especias, empieza a levantarse el año 1587, con las piedras de la antigua muralla de la ciudad, el castillo de san Antón. Se ubicó en lo que fué un islote de la ría y sobre los restos de una capilla dedicada a ese santo en la que, primeramente, se recogía a los navegantes enfermos de fuego de san Antón y más tarde se destinó a leprosería.

La Coruña

La Coruña
Empleado posteriormente como casa del Gobernador y también como prisión militar -sus muros vieron pasar a figuras como Malaspina, Melchor Rafael de Macanaz, el general Villarroel o el mariscal de campo Díaz Porlier- el Ministerio de Defensa cede la propiedad al Ayuntamiento en el año 1964, quien encarga a Francisco Pons Sorolla la realización de las reformas precisas para su reconversión en Museo Arqueológico Municipal, función que mantiene hoy en día.

En los jardines de la Real Maestranza se encuentra el monumento en honor de don Diego del Barco, héroe coruñés que combatió en todas las batallas de la Guerra de la Independencia desde Coruña hasta Bilbao y que, cuando alcanza el grado de brigadier, reconquista Santoña y Laredo, plazas claves en el desarrollo del conflicto.

La Coruña
Este área de ocio se crea el año 1991 gracias al acuerdo alcanzado entre Ministerio de Defensa y Ayuntamiento, por el que el primero cede al segundo, para uso civil, los terrenos ocupados por el antiguo cuartel del mismo nombre. El próximo cuartel de Intendencia tiene un destino similar, y los mismos jardines albergan desde 1994 la sede del Rectorado de la Universidad.

Si, siguiendo la mano, volvemos desde este punto hacia el centro de la ciudad, podemos encontrarnos con el Obelisco -que en realidad no es tal, sino una columna commemorativa-. Su construcción se remonta al año 1893, cuando se propone erigir un monumento que perpetuara la memoria de Aureliano Linares Rivas, quien fue diputado, senador y ministro durante el reinado de la reina María Cristina.

La Coruña
Se inauguró el año 1895, con la peculiaridad de que la base fue diseñada por el arquitecto Antonio de Mesa y el resto por Gabriel Vitini Alonso, debido a que la primera fue pagada por el ayuntamiento coruñés, mientras que la segunda lo fue con el dinero recaudado por suscripción popular. En la base están grabados en bronce los datos geográficos y climáticos extremos de la ciudad, y en su corona se ve un reloj de cuatro esferas, una rosa de los vientos y una veleta.

Siguiendo el paseo llegaremos a los Jardines de Méndez Núñez, conocidos también por las gentes del lugar como El Relleno, debido a que los terrenos que ocupa fueron ganados al mar.

La Coruña
Inaugurados el año 1868, además de contar con una vegetación frondosa, abundante y variada, autóctona y foránea, encontraremos también interesantes construcciones como el Kiosco Alfonso, hoy sala de exposiciones, y numerosas estatuas erigidas para recordar la memoria de ilustres gallegos: doña Emilia Pardo Bazán o Concepción Arenal entre otros.

Y volviendo al castillo de san Antón, algo que no conocía: el paseo marítimo.

La Coruña
Inaugurado el 26 de febrero de 1996, sus casi 10 Km. de longitud bordean, a partir del puerto, todo el perímetro de la península coruñesa, y recorrerlo de punta a cabo a primera hora de la mañana, caminando o corriendo, es un sano ejercicio que, además, nos alegrará la vista.

Y es que, durante su recorrido, podremos conocer la Torre de Control Marítimo, que es, además, centro local de coordinación de Salvamento Marítimo.

La Coruña
Construída el año 2001, tiene una altura de 80 metros y es también sede de la dirección general de marina mercante y de la capitanía marítima de La Coruña.

También pasaremos al lado del viejo cementerio de san Amaro, donde reposan los restos de una hermana de Pablo Picasso muerta de difteria el año 1895, y de la antigua cárcel, que entró en funcionamiento el año 1927 y hoy día se ha reconvertido en centro cultural.

La Coruña
Este puede ser un buen momento para conocer La casa de los peces y el Domus -que, junto con la Casa de las Ciencias, ubicada en el Parque de Santa Margarita, forman el trío de Museos Científicos de la ciudad-, las playas de Orzán y Riazor, el estadio de fútbol, sede del glorioso R.C. Deportivo de La Coruña, el nuevo Obelisco Millenium y, finalmente, el monte de san Pedro, transformado en parque municipal cuyos principales atractivos pueden ser el ascensor panorámico que sube a su cumbre y los dos grandes cañones que, desde lo alto, defendían la ciudad.

La Coruña
Y si estamos un poco perezosos, no hay que preocuparse, siempre podemos subir a alguno de los numerosos autobuses municipales que circulan por todo el paseo, o al tranvía turístico, que aunque algo caro e incómodo, cumple a la perfección su cometido.

La Coruña
Pero no se puede hablar de La Coruña sin hablar de su más famoso monumento: la torre de Hércules, construída por los romanos entre los siglos I y II de nuestra era sobre una loma rocosa de casi 60 metros de altura denominada Punta Eiras cuyos terrenos circundantes formaban parte de un espacio de culto o santuario celta.

La Coruña
Sobre su construcción hay dos leyendas: la primera es la que dice que Hércules, al derrotar tras una encarnizada lucha que duró tres días y tres noches a Gerión, le decapitó, enterrando su cabeza y levantando sobre ese lugar la archiconocida torre, la cual figura en el escudo de La Coruña desde el 1521. La segunda cuenta que Breogán, mítico rey celta, ordenó erigir la torre, con una altura tal que sus hijos, Ith y Bile, podían ver una distante orilla verde desde su cima. La visión de esa lejana tierra y la curiosidad por saber qué era los llevó hasta Irlanda, donde Ith sería asesinado.

La Coruña
Romanticismos aparte, lo cierto es que, como decíamos más arriba, fue construída por los romanos, presumiblemente bajo la dirección de Cayo Severo Lupo, lusitano originario de la actual ciudad de Coimbra sobre lo que fueron los restos de un antiguo faro fenicio. Volviendo al terreno de la leyenda, en la Primera crónica general de Alfonso X el Sabio se puede leer que Hispán, sobrino y sucesor de Hércules, remató la torre con un espejo de gran tamaño:
Hispán com era omne muy sabidor, fizo fazer por grand sabiduria un grand espeio, que ueyen en el uenir las naues por el mar de muy luenne, e pusol en somo daquella torre ...

Pero, regresando una vez más a la dura realidad, hay quien indica que ese remate debió tener forma de cúpula.

La Coruña
En el 1682 se construyeron sobre la torre dos torreones más, alcanzando en el 1789 los 55 m. de altura, de los cuales 34 corresponden a la construcción romana y 21 a la reforma dirigida en 1789 por el arquitecto militar Eustaquio Giannini, con el fin de dotar al viejo faro de una nueva linterna a la que en 1806 se le añadió el fanal. Amaro Antúñez proyectó la escalera interior, de 239 peldaños, y se encargó de finalizar las reformas iniciadas por Giannini. La base de la torre se levanta sobre una amplia plataforma poligonal de 32,40 m. de ancho construída a principios del s. XIX, y desde lo más alto de ella se pueden contemplar unas impresionantes vistas de la ría, de la ensenada del Orzán, y de la rosa de los vientos que se encuentra a sus piés señalando a las naciones celtas.

La Coruña
La torre de Hércules, símbolo inconfundible de la ciudad, es el único faro de la época romana que queda en pie y el más antiguo en funcionamiento del mundo, y para orgullo de los coruñeses, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco el 27 de junio de 2009.

Bueno, pues me parece que llegados a este punto la visita a esta bella ciudad ha terminado, pero como queda mucho por ver aún, volveremos.

Referencias: 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10, 11, 12, 13, 14, 15, 16, 17, 18, 19, 20, 21, 22, 23, 24, 25, 26, 27, 28.

24 comentario(s):

Logio dijo...

Mi mujer no está enamorada de mi, lo está de esta ciudad.

Josete dijo...

Veo que has vuelto. Una entrada supercompleta con algunos lugares que no pude visitar hace algunos años.
Una cosa,..y lo bien que se come.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Max

¡Qué magnífica descripción de la ciudad! Estuve allí durante unas vacaciones siendo relativamente pequeña, y también iba con mis padres. Lo único que recuerdo son las galerías y miradores de las casas.

Tras leerte dan ganas de hacer la maleta y descubrir esta hermosa y bonita ciudad.

Besotes marinos.

Anónimo dijo...

La visito todos los años, para mi uno de los lugares más bonitos que existen.

Lito dijo...

Una visita muy completa y documentada a una ciudad que tiene muchas cosas que ver. Un buen paseo.
Saludos.

Toni dijo...

Bonita y completa guia de viaje te has currado. Lo más cerca que he estado ha sido Pontevedra y un montón de pequeños pueblos de la zona. Mi mujer tambien está enamorada de Galiza... y del marisco. Un abrazo Max¡¡¡

Max Birrax dijo...

¡Hola, Logio!

Qué casualidad, a mí me pasa lo mismo que a tu santa... :D

Hablando en serio, es fácil caer rendido a los pies de Coruña porque es mucho todo lo que tiene, sus gentes, sus calles... todo, absolutamente todo, influye positivamente.

¡Un abrazo!

Max Birrax dijo...

¡Hola, Josete!

¡Que si se come bien..! Como que si no nos hubiéramos corrido todas las mañanas el paseo marítimo, habríamos podido volver a casa rodando... :D

Me alegra que te haya gustado la entrada, amiguete, recibe un muy cordial saludo,

Max Birrax dijo...

¡Hola, Mandalas!

Pues te recomiendo que vuelvas, porque vas a encontrar muchas cosas nuevas sin que la ciudad haya perdido todo el encanto que tenía hace años.

¡Un beso!

Max Birrax dijo...

¡Hola, Anónimo!

Pues me parece que, a partir de este año, yo voy a hacer lo mismo que tú. ;)

¡Un saludo!

Max Birrax dijo...

¡Hola, Lito!

Un paseo magnífico, y con todas las circunstacias posibles a favor ¿se puede pedir más? ;)

¡Un abrazo!

Max Birrax dijo...

¡Hola, Toni!

Pues te digo lo mismo que a Mandalas, no demores la visita porque de verdad que merece la pena... Ah, y eso sin entrar en el tema playas ni en el tema marisco, para no extenderme te diré que, simplemente, inigualables. ;)

¡Un abrazo!

Roberpf dijo...

Una guía de La Coruña en toda regla. Casi dan ganas de imprimirla para el día que vuelva a visitarla ya que, aunque he regresado en un par de ocasiones, no he visto todos esos lugares.

Estupenda entrada para un estupendo blog.

Max Birrax dijo...

¡Hola, Roberpf!

Bueno, aquí no está reflejada ni la décima parte de lo que hay que ver, pero si te sirve de ayuda, es la mejor recompensa que puedo obtener por haber escrito esta entrada.

Muchas gracias, querido amigo, recibe un fuerte abrazo. ;)

Olga dijo...

No conozco A Coruña pero leyéndote me entran ganas de ir ahora mismo.
Acabas de hacer un viaje por mi mente que espero poder hacer realidad.

Un saludo

Max Birrax dijo...

¡Hola, Olga!

Pues desde aquí te recomiendo que, si te es posible, no te pierdas visitar esta bella ciudad, seguro que no te defrauda.

Muchas gracias por tu visita a este pequeño rincón, recibe un muy cordial saludo,

Anónimo dijo...

PRECIOSA mini-guía de la ciudad!!! :) Soy coruñesa, y me ha encantado!! Lugares que para mí son comunes, de toda la vida, has conseguido que los vea mucho más especiales!

Si es que... "vivir na Coruña que bonito é, andar de parranda e dormir de pé..." :D


MIL MILLONES DE GRACIAS!!

S.

Miércoles dijo...

Un par de curiosidades: la estatua de María Pita se diseñó con una antorcha de gas que tendría una "llama eterna". La pusieron muy abajo y por cuestiones de seguridad no se enciende mucho. La idea surgió tras las vigilias con velas que sucedieron en esta plaza por el concejal secuestrado y asesinado por ETA Miguel Ángel Blanco.

El altar de la Iglesia de San Jorge fue hecho por un jesuita, pero la iglesia de los jesuitas no es esta, sino la del Sagrado Corazón en la calle Juana de Vega.

Resulta curioso ver una entrada de La Coruña sin algunos de sus lugares más emblemáticos, como la Calle Real, las playas de Orzán y Riazor o los Cantones. Por otro lado, los coches, la luz y las calles estrechas hacen muy difícil sacar fotos tan nítidas como las tuyas de la Ciudad Vieja.

Max Birrax dijo...

¡Hola, S.!

Creo que no hay mayor halago que una coruñesa diga que esta entrada ha sido de su agrado.

¡Muchísimas gracias, y hasta pronto!

Max Birrax dijo...

¡Hola, Miércoles!

Bueno, faltan la calle Real, las playas, y mil cosas más, pero ten en cuenta que soy un simple aficionado a los viajes, y que incluso para un profesional sería imposible hacer una guía exhaustiva de una ciudad como La Coruña, espero que estés de acuerdo conmigo. ;)

Muy curiosos tus apuntes sobre la estatua de María Pita y sobre la iglesia de San Jorge, totalmente desconocidos para mí.

Muchas gracias por tu visita y por tus comentarios, recibe un cordial saludo,

Miércoles dijo...

Claro que estoy de acuerdo, si no me hubiese gustado el artículo no hubiese comentado en la calidad de las fotos ni me hubiese molestado en dejarte esas curiosidades :-)

Max Birrax dijo...

Gracias, Miércoles, me alegra saber que coincidimos. ;)

¡Un cordial saludo!

Anónimo dijo...

Hola, soy de La Coruña y viéndola a través de tu mirada me parece mucho más hermosa. Gracias :)

Max Birrax dijo...

Muchas gracias, Anónimo, recibe un muy cordial saludo. ;)

Publicar un comentario

Los Viajes de Max Birrax te ofrece la posibilidad de enviar tus comentarios sin necesidad de ningún registro previo. En cualquier caso, la publicación de cualquier comentario no supone en absoluto la conformidad de los responsables del sitio con su contenido, puesto que únicamente expresa la opinión de su autor, quien será el único responsable del mismo.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.