26 de febrero de 2008

Sevilla.

Ubicación: Sevilla.
Distancia desde Madrid: 533 Km.
Fecha de la excursión: Febrero de 2008.


La visita a Sevilla la hicimos sin pensar. Salió en una conversación cualquiera, comprobamos si había billetes en el AVE, los compramos y... para allá que nos fuimos.

Plaza de Santa Marta en Sevilla
Llegamos a la Estación de Santa Justa a las 09:55 de la mañana y allí cogimos un taxi para ir a nuestro primer destino: los Reales Alcázares.

Reales Alcazares de SevillaDeclarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 1987, se compone de diversos edificios de diferentes épocas. Su origen lo podemos situar en la época del primer califa andaluz, Abd al-Rahman III quien, sobre un antiguo asentamiento romano y más tarde visigodo extramuros de la ciudad donde al parecer estuvo la basílica de San Vicente Mártir y fuera enterrado San Isidoro, decide edificarlo en el año 913.

Reales Alcazares de SevillaTras la Reconquista en el 1248, fue alojamiento del rey Fernando III, tomándose por costumbre ser hospedaje de los sucesivos monarcas hasta la actualidad.

Alfonso X el Sabio hizo las primeras reformas creando tres grandes salones góticos. Posteriormente Pedro I el Cruel, en 1364, decidió construir el que se convirtió en el primer palacio de un rey castellano que no estaba protegido tras los muros y defensas de un castillo, logrando su definitivo aspecto mudéjar que hoy conserva. Se levantó la Capilla Gótica, el apeadero, el Patio de la Montería y los Grutescos de los jardines. El Palacio de Pedro I es considerado el más completo ejemplo de la arquitectura mudéjar en España.

Reales Alcazares de SevillaLas obras iniciadas por Pedro I impulsaron a realizar más transformaciones a posteriores soberanos, desde los Reyes Católicos a Alfonso XIII, quien fue un gran enamorado de la ciudad.

Reales Alcazares de SevillaEntre las diversas estancias con que cuenta, podemos encontrar el Pabellón de la China, el Patio de la Montería, la Sala de Justicia y Patio del Yeso, el Cuarto del Almirante y Sala de Audiencias de la antigua Casa de la Contratación, el Patio del Crucero y el Patio de Banderas.

Pero los Reales Alcázares no son sólo arquitectura; sus enormes jardines aúnan caracteres árabes, renacentistas y modernos y nos brindan lo que es uno de los paseos más agradables de la ciudad.

Reales Alcazares de SevillaDispuestos en terrazas, de vegetación verdeante, multitud de naranjos y palmeras, con fuentes y pabellones donde se respira frescor y quietud, recorrerlos sin prisa puede llevarnos, tranquilamente, un par de horas,

Reales Alcazares de SevillaY de los Alcázares, a la Catedral. La de Sevilla es la catedral católica más grande del mundo, y el tercer templo más grande tras la Basílica de San Pedro del Vaticano en Roma y San Pablo en Londres.

Catedral de SevillaSu construcción se inicia en 1401 sobre el solar que quedó tras la demolición de la antigua Mezquita de Sevilla y en ella confluyen una gran variedad de estilos arquitectónicos: almohade, mudéjar, gótico, renacentista, barroco y neogótico.

Consta de cinco naves y su planta forma un perfecto rectángulo que se corresponde milimétricamente con la de la Alhama, de la que heredó también la disposición de sus puertas.

Catedral de SevillaLa nave central aloja el coro, flanqueado por grandes órganos, y la Capilla Mayor, la cual alberga el Retablo Mayor. Este último, considerado el más grande de la cristiandad, es una majestuosa obra de veinte metros de alto por dieciocho de ancho construido entre los años 1482 y 1564.

La Catedral de Sevilla alberga los restos mortales de Cristóbal Colón, aunque esto es motivo de controversia, ya que el Gobierno de la República Dominicana reivindica que se encuentran enterrados en el Monumento a Colón, ubicado en dicho país.

Tumba de Cristobal Colon en SevillaLa Giralda, a pesar de su autonomía, ejerce la función de torre y de campanario de la Catedral. Tiene una altura de 97,5 metros y se asciende a lo más alto de ella no por una escalera, sino por una sucesión de rampas, 35 concretamente. Esto es así ya que, al estar construida en la época almohade, el encargado de llamar a la oración subía por ellas montado a lomos de una caballería.

La Giralda
Ordenó su construcción el califa Abu Ya Qub Yusuf el 26 de mayo de 1184 y se finalizó el 19 de marzo de 1197, siendo una réplica del alminar de la mezquita Kutubia de Marrakech (Marruecos).

El Patio de los Naranjos es un espacio rectangular que sirve como claustro de la Catedral. Las obras de construcción se iniciaron en 1172 y fueron terminadas 24 años después.

A partir del siglo XV fue perdiendo poco a poco su connotación cultural, siendo hoy un recinto sin sentido religioso.

A esta hora el estómago empezaba ya a rugir, por lo que en una calle perpendicular a la Avenida de la Constitución entramos en un barecito a tomarnos unos pescaítos fritos –muy buenos, por cierto- y unas cervecitas para aplacar la sed.

Siguiendo por la misma calle llegamos a la Torre del Oro, torre militar que toma su nombre del primitivo recubrimiento de azulejos con reflejos dorados con que contaba.

La Torre del OroConstruida en el primer tercio del siglo XIII su planta de doce lados está basada en la Torre de Espantaperros de Badajoz. Desde su base se echaba una fuerte cadena que cruzaba hasta la otra orilla del río uniéndose a otra torre que existía en ese lugar, la Torre de la Fortaleza, para proteger la entrada del puerto.

A lo largo de su historia ha servido de prisión en la Edad Media y de recinto seguro para guardar en determinadas ocasiones los metales preciosos traídos de las Américas.

Actualmente es el Museo Naval de la ciudad y en el año 2005 se benefició de la última restauración que habrá agradecido dado el mal estado en el que se encontraba.

Y al terminar de ver la Torre, pagamos la novatada, ya que no se nos ocurrió otra cosa mejor que el subirnos al autobús para turistas de una de las dos empresas que ofrecen este servicio en la ciudad. A nuestro parecer, el precio pagado (15 € por adulto) es elevado si se tiene en cuenta la comodidad del autobús y el trazado de la ruta. Además tuvieron, también bajo nuestro punto de vista, un detalle muy feo, y es que nos hicieron devolver los auriculares con los que vas escuchando la locución que te explica el recorrido. Nos consta que otras empresas no lo hacen y, desconfiados como somos para algunas cosas, esto nos hizo pensar mal.

Cerca de la Torre del Oro se encuentra la Plaza de toros de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla. Comenzada a construir en el año 1749, según algunos es la Plaza más antigua construida en España y según otros es la segunda, antecediéndola la de Campofrío, en la provincia de Huelva.

La Maestranza de SevillaTras diversos avatares, entre ellos la prohibición dictada por Carlos III en 1786 de celebrar festejos taurinos, se dio por concluida su construcción el año 1881.

Considerada una de las plazas señeras en el mundo de la tauromaquia junto con la de Las Ventas, en Madrid y con un público muy crítico y entendido a la vez que muy fiel, el torero que sale por su puerta grande –la Puerta del Príncipe- tiene asegurada la fama y el honor.

En su interior, además del coso, se pueden visitar el patio de caballos, el muladar, la capilla de los toreros y el Museo Taurino.

El último lugar que pudimos visitar en esta excursión fue la Casa de Pilatos. Yendo de camino vimos este mosaico en una pared del que no pudimos evitar hacer una foto por lo curioso que nos resultó:

En una calle de SevillaEl Palacio de los Adelantados, que es su verdadero nombre, se comenzó a construir a finales del siglo XV por deseo de D. Pedro Enríquez (Adelantado Mayor de Andalucía) y su esposa Catalina de Ribera y fue finalizado por el hijo de ambos, Fadrique Enríquez de Ribera (primer Marqués de Tarifa), que fue el responsable de que la vivienda llegase a nuestros tiempos nombrada como es conocida tras un viaje de peregrinación que realizó a Jerusalén en 1519.

Casa de PilatosSe accede a él través de un portal de mármol, realizado por Antonio María Aprile en 1529 en Génova, de estilo renacentista y rematado por una crestería gótica que parece ser fue traída del palacio que los promotores del edificio tenían en Bornos.

Una vez pasada la entrada se puede contemplar un pequeño patio en el que las buganvillas, los naranjos y otras plantas y arbustos conforman un auténtico vergel.

Casa de PilatosPasando más hacia el interior comienzan las sorpresas, ya que se muestra a nuestros ojos una mezcla de estilos árabe y romano muy peculiar. Por ejemplo, en el Patio Principal, una fuente es guardada con celo por dos estatuas de la diosa Palas, mientras que todo ello es, a su vez, observado por veinticuatro bustos de emperadores romanos, españoles y otros personajes relevantes procedentes de las ruinas de Itálica.

El Patio Chico es otra hermosura, tanto por su disposición como por la variedad de vegetación que tiene.

Casa de Pilatos
Casa de Pilatos
La escultura, como hemos visto antes, también tiene su importancia ya que podremos ver una buena cantidad de estatuas, a cual más bonita.

Casa de PilatosY, ¿qué creías? ¿Que el David de Miguel ángel está sólo en Florencia? Pues no, también está en Sevilla.

Casa de PilatosLa planta superior también está abierta al público, pero llegamos tarde y no pudimos acceder. Bueno, al menos nos queda el consuelo de haber podido contemplar la cúpula de la escalera.

Y tras salir del que es considerado el mejor edificio nobiliario andaluz de la arquitectura sevillana del siglo XVI, poco más, ya que era la hora de cerrar el acceso a las visitas a cualquiera de los muchos lugares de interés que tiene la ciudad… un pasear por las calles, un café en este chiringuito, y de vuelta a la estación del tren para volver a casa, no sin antes prometernos –como siempre- volver con más tiempo para disfrutar de Sevilla.





Referencias:

Wikipedia.

10 comentario(s):

Samabuai dijo...

Muy pero muy lindas fotos de Sevilla. Lo unico para decir es que Sevilla me hechizo desde el primer segundo que la pisé, tengo muchísimas ganas de volver, pero no en verano!!!
Saludos

Max & Birrax dijo...

¡Hola, samabuai!

Me alegra que te hayan gustado las fotos.

Efectivamente, es una ciudad preciosa pero, como bien dices, mejor no visitarla en verano por el calorín que hace. Como puedes ver, nosotros fuimos a últimos de febrero y anduvimos todo el día en camisa de manga corta.

Muchas gracias por tu visita y por tu comentario.

Recibe un cordial saludo,

Max & Birrax.

Isa dijo...

Los mejores viajes siempre han sido los improbisados.Un saludo
Isa

Max Birrax dijo...

¡Hola, Isa!

La verdad es que sí, este lo organizamos visto y no visto y guardamos muy grato recuerdo de él. También es cierto que no es difícil tratándose de la ciudad que se trata.

¡Un saludo!

Costarossa dijo...

Vale la pena ir en febrero o otro mes de inviero? El diciembre pasado fui a Granada pero me dijeron que la primera es la mejor temporada para hacerlo. En verano no iria por el calor. Has estado alli en otra temporada?

Por cierto, enhorabuena por el blog. Fotos muy bonitas y los comentarios muy interesantes y informativos.

Max Birrax dijo...

¡Hola, Costarossa!

Si eres caluroso, no creo que sea buena idea ir en verano. Ir en invierno tiene la ventaja de poder moverte más fácilmente -a nosotros el calor nos aplana-, y la de ir en primavera es que aún no hace mucho calor y los naranjos, los parques, los balcones... están a reventar de flores, con todo lo que eso tiene de bonito.

Y sobre Granada, si vas a esquiar, obviamente la mejor temporada es la de invierno, pero si es para conocer la ciudad, creo que la primavera es también la mejor época, por lo mismo que te decía sobre Sevilla.

Me alegra que te guste el blog, para nosotros es un aliciente muy grande saberlo.

Muchas gracias por tu visita y por tu comentario. Recibe un cordial saludo,

Mary Lovecraft dijo...

Hola Max! ¿qué tal? entré a tu directorio de blogs a chusmear y no pude evitar una vez llegada aquí a colarme en esta entrada.
Las fotos preciosas y el soporte informativo de primera.
Ha sido un gustazo recorrer con mi vista todos y cada uno de los rincones de los que hablas y que yo llevo en mi corazón desde que nací.
Desde el año pasado que no piso mi ciudad y siempre es algo muy especial sentir en la piel cuando ves y lees sobre ese lugar tan querido como es tu tierra.

Muchas gracias por compartir esta crónica con todos, y muchos besos para ambos dos!

Mary :D

p.d.: buenísima elección el mes de febrero, yo el verano nunca llegué a soportarlo aunque no quedaba otra...

Max Birrax dijo...

¡Hola, Mary!

Uf, nos has dejado sin palabras. Que te haya gustado la entrada y que hayas pasado un ratito agradable leyéndola, supone una gran alegría para nosotros.

Y nosotros no merecemos las gracias, quienes sí las merecéis sois vosotros, los sevillanos, por tener una ciudad tan bonita y por conservarla tan bien como la conserváis.

Muchas gracias por tu visita y por tu comentario. Recibe un cordial saludo,

Max y Birrax.

Anónimo dijo...

Enhorabuena por el relato de tu viaje.
Sólo una cosa: la plaza de toros más antigua del mundo está en Béjar (Salamanca) en el paraje llamado el Castañar. Se tienen datos de que en 1711 ya estaba construida.
El resto del relato, una maravilla. Ya estoy deseando hacer un viaje a Sevilla.
Juanjo.

Max Birrax dijo...

¡Hola, Anónimo!

Pues te deseo muy sinceramente que hagas ese viaje lo antes posible y que disfrutes de él, al menos, lo mismo que disfrutamos nosotros, lo que no te será muy difícil porque esta maravillosa ciudad te lo pone muy fácil.

Muchas gracias por tu visita, recibe un cordial saludo,

Publicar un comentario

Los Viajes de Max Birrax te ofrece la posibilidad de enviar tus comentarios sin necesidad de ningún registro previo. En cualquier caso, la publicación de cualquier comentario no supone en absoluto la conformidad de los responsables del sitio con su contenido, puesto que únicamente expresa la opinión de su autor, quien será el único responsable del mismo.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.