20 de enero de 2008

Valencia.

Ubicación: Valencia.
Distancia desde Madrid: 357 Km.
Fecha de la excursión: Enero de 2008.


Nuestra visita a la ciudad de Valencia duró tan sólo tres días y aunque sólo vimos una ínfima parte de lo que se debe ver, quedamos con una sensación muy profunda de haberla disfrutado en todo momento.

Valencia
La distribución en el tiempo fue así:
  • Primera jornada: El Casco Viejo.
  • Segunda jornada: la parte nueva.
  • Tercera jornada: La Albufera.

Primera jornada: El Casco Viejo.


Nuestras andanzas comenzaron en la Ermita de Santa Lucía, construida, según consta en la placa que hay en su fachada “en les terres adquirides a Bernat Perez i Pasquala viuda de Bernat Morell el 25 novembre 1381 son desde aquella data on es dóna veneracio a la imatje d’aquesta verge martir.”

Ermita de Santa LuciaDeclarada Conjunto Histórico Artístico en el año 1963, además de lugar de devoción y peregrinación de las personas enfermas o con problemas en la vista cuentan las crónicas que también servía para recoger “a las mujeres públicas de la mancebía” durante la Semana Santa.

Las Torres de Quart, construidas entre los años 1441 y 1460 y Monumento Nacional desde el año 1931, su nombre se debe a que están levantadas sobre el camino que conduce a la vecina población de Quart de Poblet. Merece la pena subir hasta su parte más alta para contemplar una fantástica panorámica de la ciudad.

Torres de QuartPor cierto, los agujeros que se ven en la fachada fueron causados por los impactos de los proyectiles que hicieron blanco en ella durante la Guerra de la Independencia.

Las Torres de Serranos fueron construidas entre los años 1392 y 1398, formando junto con las Torres de Quart parte de la muralla que rodeaba la ciudad.

Torres de SerranosDesde ellas partía el camino que conduce a la comarca de Los Serranos, cuyo centro administrativo es el municipio de Chelva.

Durante la Guerra Civil sirvieron como depósito de distintas obras de arte hasta entonces expuestas en el Museo del Prado de Madrid.

De las Torres de Serranos, al Palau de la Generalitat. Su construcción se remonta a 1421 como sede del mismo órgano que hoy acoge y que le da nombre, la Diputació General del Regne de València, que en ese momento era el organismo encargado de representar al Reino de Valencia ante las Cortes.

Generalitat de ValenciaDado que a lo largo del tiempo se hicieron distintas ampliaciones, sus estilos arquitectónicos van desde el gótico al renacentista.

Las Cortes Valencianas son el órgano legislativo principal de la Generalitat Valenciana. Actualmente tienen como sede el Palacio de Benicarló también conocido como Palacio de los Borja de Valencia.

Cortes de ValenciaConstruido en estilo gótico civil a finales del siglo XV sobre lo que fue la Escuela de Arte y Gramática de la ciudad desde 1408, en un principio se empleó como residencia de la familia de los Borja, duques de Gandía. Abandonado a mediados del siglo XVIII, lo adquirió a mediados del siglo XIX, la familia Pujals para establecer una fábrica de seda y a finales del siglo XIX lo compra el Conde de Benicarló de quien toma su nombre.

Durante la Guerra Civil española fue sede del gobierno de la República instalado en Valencia.

La Basílica de la Virgen de los Desamparados fue nuestra siguiente etapa. Patrona de la ciudad y con un gran número de devotos repartidos por todo el mundo, a la Verge dels Desamparats se la honra de muy distintas maneras, siendo la más espectacular, sin lugar a dudas, la ofrenda floral que se celebra en la Plaza de la Virgen coincidiendo con las Fallas.

Virgen de los DesamparadosLa Basílica se construye entre los años 1652 y 1666 encima de lo que fue el foro romano, aunque se fueron añadiendo estancias hasta el año 1824 en una mezcla de estilos que comprenden desde el tardo renacentista hasta el neoclásico.

El siguiente punto a visitar por proximidad es la Puerta de los Apóstoles de la Catedral de Valencia y, si se tiene la fortuna de pasar por allí cualquier jueves no festivo a las doce de la mañana, se podrá contemplar al Tribunal de las Aguas, institución de origen ancestral encargada de dirimir los pleitos entre los regantes de La Huerta.

Catedral de ValenciaLa Catedral comenzó a construirse en el año 1262 y se terminó ya entrado el siglo XVIII, por lo que podremos contemplar una mezcla de estilos que abarcan desde el tardo románico al barroco.

Catedral de ValenciaTiene tres puertas de entrada: la del Palau, la ya mencionada de los Apóstoles y la de Los Hierros.

Su interior alberga el Museo Catedralicio, el que se dice es el Cáliz que utilizó Jesucristo en La última Cena y el brazo incorrupto de San Vicente Mártir.

Su campanario, conocido como El Miguelete o El Micalet toma su nombre de la campana que anuncia las horas. Comenzó a construirse separado de la Catedral en el año 1381 y se concluyó en el 1736 unido a ella al prolongarse la nave central.

El MigueleteCuriosamente, dentro de la Catedral vimos a un zahorí haciendo prospecciones y, con gran asombro por nuestra parte, pudimos contemplar como su horquilla apuntaba a un mismo lugar del suelo –concretamente, una tumba- cuando pasaba por encima de él.

La siguiente parada fue el Mercado Central. Ubicado en la Plaza del Mercado se comenzó a construir en el año 1914 y fue inaugurado el año 1928.

Mercado de ValenciaDe estilo modernista, en sus 8.000 m2 de superficie se funden las más selectas viandas con majestuosas cúpulas, acero y cristal.

A un costado del Mercado está la Iglesia de Los Santos Juanes, también conocida como de Sant Joan del Mercat.

Los Santos JuanesDeclarada Monumento Histórico Artístico Nacional, fue levantada sobre los restos de una antigua mezquita en el año 1240 y reconstruida en los siglos XIV y XVI al ser arrasada por distintos incendios, tomando su definitivo aspecto barroco a finales del siglo XVIII.

Frente a ella, la Lonja de la Seda. Monumento Histórico Artístico Nacional desde el año 1931 y Monumento Patrimonio de la Humanidad desde el año 1996 fue construida entre los años 1482 y 1498.

Lonja de la SedaDesde sus comienzos su uso ha sido muy ambivalente, ya que ha servido, entre otras actividades, para dar cobijo a las subastas de arriendos de los derechos de la Generalidad del Reino durante la etapa foral, como depósito de trigo, cuartel, hospital...

Para concluir la visita al casco viejo, recalamos en el Museo de la Cerámica.

Museo de la Ceramica de ValenciaUbicado en lo que fue la casa solariega del primer Marqués de Dos Aguas y declarada Monumento Histórico Artístico en el año 1941, su interior, bellísimo, alberga actualmente una interesantísima colección, como su propio nombre indica, de la cerámica más representativa de la Comunidad Autónoma.


Segunda jornada: La parte nueva.


El recorrido de la parte nueva lo comenzamos en la Plaza de Toros. Construida entre los años 1850 y 1860 en estilo neoclásico, tiene forma poligonal de 48 lados. Su ruedo, de 52 m. de diámetro la hace una de las más grandes de España.

Plaza de toros de ValenciaLa inauguración oficial se celebró los días 20, 21 y 22 de junio de 1859, siendo única figura del cartel Francisco Arjona "Cúchares", lidiando reses de las ganaderías de la Viuda de Zalduendo y de Nazario Carriquiri.

A la derecha de la Plaza, la Estación del Norte de la RENFE. Diseñada por Demetrio Ribes y construida entre los años 1906 y 1917 en estilo modernista es unos de los edificios más representativos de la arquitectura civil de la ciudad.

Estacion del Norte de ValenciaImprescindible contemplar su vestíbulo realizado con madera, cristal y mármol, y el techo del mismo, hecho con mosaico de estilo también modernista de bellísima factura.

Esperamos que con la próxima llegada del AVE, RENFE y ADIF la respeten en todo su esplendor y no la reformen como han hecho con la Estación de Atocha en Madrid o con la de Málaga, convertidas en auténticos adefesios.

El edificio de Correos, ubicado en la Plaza del Ayuntamiento, comenzó a construirse en el año 1915 y se finalizó en el 1922 basado en el proyecto del arquitecto Miguel ángel Navarro.

Correos de ValenciaCabe destacar el acceso principal, enmarcado por dobles columnas jónicas y por un arco de medio punto coronado en sus extremos superiores por dos impresionantes figuras alegóricas, así como la antigua antena, restaurada recientemente.

El edificio del Ayuntamiento, ubicado también en la plaza del mismo nombre, fue construido en el siglo XVIII. Su interior alberga, asimismo, el Museo Histórico Municipal de Valencia.

Ayuntamiento de ValenciaEn la semana de Fallas, la explanada que se ve frente a él sirve para plantar su falla, los castillos de fuegos artificiales que llenan las noches de color en un impresionante espectáculo digno de ser visto y las mascletás de la mañana, capaces de ensordecer al más pintado.

El edificio de la Industria Lanera Valenciana, antigua nave industrial de estilo modernista que a lo largo de los años ha albergado un balneario y dependencias policiales y de bomberos, fue construido en 1917 por el arquitecto Alfonso Garín en terrenos de la Exposición Regional de Valencia de 1909.

Antigua Lanera ValencianaDurante los años 2004 a 2006 sufrió –o se benefició, depende el punto de vista- una reforma radical siendo reconvertido en hotel de lujo.

Justo enfrente, podemos encontrar el Asilo de la Lactancia, construido en 1908. A cargo de las Hermanas de la Caridad, sirvió como guardería para los hijos de las cigarreras que trabajaban en la cercana Fábrica de Tabacos, hoy en reconstrucción.

Asilo de la LactanciaActualmente ha perdido su antigua función para convertirse en un balneario urbano de aguas minero-medicinales e hipertermales.

Junto al antiguo cauce del Turia, hoy transformado en unos espectaculares jardines, encontraremos el Palau de la Música. Inaugurado el 25 de abril de 1987, según los entendidos su acústica es fantástica. De él dijo nuestro gran tenor Plácido Domingo: “El Palau es un Stradivarius”.

Palau de la Musica de ValenciaFrente a él se puede contemplar un conjunto de fuentes que pueden ser programadas para que “bailen” al son de la música que se está escuchando en el interior.

A lo largo del viejo cauce nos encontramos, entre otros, con el Puente del Reino.

Gargola Puente del ReinoAdemás de ser el más largo de la ciudad (220 m.), nos llamaron enormemente la atención las cuatro gárgolas que le custodian, diseñadas por Salvador Monleón.

Más adelante, llegaremos a la Ciudad de las Artes y las Ciencias, diseñada por los arquitectos Santiago Calatrava y Félix Candela.

Inaugurado el 16 de abril de 1998 con la apertura de L'Hemisfèric, su último gran componente, el Palau de les Arts Reina Sofía, fue presentado en sociedad el 9 octubre de 2005, día de la Comunidad Valenciana, aunque su programación regular no comenzó hasta el otoño de 2006.

Los edificios que alberga este monumental complejo son:

L'Hemisfèric, concebido como planetario, laserium y cine IMAX.

L'HemisfericCon una superficie de 14.000 m2, representa un gran ojo que se abre al mundo, el ojo de la sabiduría.

El Palau de les Arts Reina Sofía es, hoy por hoy, el mayor teatro de la ópera del mundo y sede de la Orquesta Sinfónica de la Comunidad Valenciana.

Palau de les Arts Reina SofiaSu sala principal tiene una capacidad de 1700 plazas y el auditorio de 1500.

El Museu de les Ciències Príncipe Felipe y a su derecha, L’Umbacle.

Museu de les Ciencies Ppe. Felipe El primero, con forma parecida al esqueleto de un dinosaurio y una superficie de 40.000 m2 repartida en tres plantas es un museo interactivo de ciencia.

El segundo está formado por un paseo ajardinado con las principales especies vegetales autóctonas de la Comunidad (jara, lavanda, palmeras…) cubierto por arcos flotantes.

L'Oceanogràfic es el acuario más grande de Europa, con 110.000 m2 de superficie y ¡42 millones! de litros de agua. Para nuestro pesar, no pudimos sacar fotos de él ni desde el exterior por culpa de la valla que lo rodea, ni desde el interior, porque según los vigilantes ya era tarde –las 17:10 h. – y no nos dejaron pasar.

Y con los pies hinchados por la caminata y una tremenda carga en los gemelos de la pierna derecha de Max –qué pena hacerse mayor-, concluimos la segunda jornada de nuestra estancia en Valencia.


Tercera jornada: La Albufera.


No queríamos irnos de Valencia sin conocer La Albufera y pensamos que la mejor manera de conocerla era desde dentro, por lo cual contratamos un paseo en barca con el mejor barquero de El Palmar: Manolín.

La AlbuferaHombre de ley, no le fue necesario que hiciéramos ingresos previos de dinero ni todas esas garantías que busca ahora el dueño de casi cualquier negocio al considerar a sus futuros clientes como presuntos ladrones. Una llamada por teléfono, su palabra y la nuestra fue más que suficiente para todos.

La AlbuferaTras sus indicaciones para llegar nos encontramos a las 17:00 h. en el Embarcadero de El Palmar y tras un apretón de manos después de conocernos en persona, nos subimos a su barca. Queríamos partir a esa hora para, a ser posible, contemplar la puesta de sol encima de las aguas ¡y lo conseguimos!

Al poco de partir, Manolín nos llevó hasta una típica barraca cuyos dueños, muy amablemente dejan visitar.

Barraca valencianaManolín nos estuvo contando las características de cualquier barraca: dos plantas, la baja con un pequeño espacio que sirve de comedor, la cocina, la habitación de los padres, la de los abuelos y la planta de arriba para los hijos, que en aquellos entonces solían ser muchos. El retrete, como era común entonces en todas partes, había que buscarlo en el exterior de la casa.

De vuelta a la barca, continuamos el paseo. Con una superficie aproximada de 2.800 Has., el lago de La Albufera fue declarada Parque Natural el 23 de julio de 1986 y zona ZEPA el 8 de junio de 1994.

La AlbuferaLa profundidad de las aguas del lago es muy pequeña, 1’90 m. como máximo, por eso el calado de las barcas es muy bajo, ayudando así a que no embarranquen y haciendo que su equilibrio sea muy estable.

La flora es muy variada, pudiendo encontrar grama de duna, lentisco, carrizo, mansega, trencadalla, enea...

La Albufera...pero la fauna tampoco se queda atrás, ya que se dan el fartet y el samaruc, dos especies de peces endémicas de la Comunidad Valenciana, la anguila, el mújol, la lubina, el pato colorado, la garza real...

La AlbuferaLa Albufera comprende un buen número de municipios: Albal, Albalat de la Ribera, Alfafar, Algemesí, Beniparrell, Catarroja, Cullera, Masanasa, Sedaví, Silla, Sollana, y Sueca.

La AlbuferaPero como todo llega a su final, tras casi dos horas de agradable paseo y amena conversación, regresamos al embarcadero precedidos por un pescador que arribaba antes que nosotros y con la grata impresión de haber encontrado un nuevo amigo.


Ciertamente, como comentábamos al principio, con el tiempo del que disponíamos no nos fue posible visitar todos los lugares que hubiéramos querido, pero remedando en parte a Vivien Leigh en “Lo que el viento se llevó” decimos… ¡a Dios ponemos por testigo, que volveremos a Valencia! ¡Y además, por Fallas!





Referencias:

Wikipedia.


Puedes encontrar más información sobre Valencia y La Albufera en:

Página oficial de la Catedral de Valencia.
Página oficial del Ayuntamiento de Valencia.
Página oficial del Museo de La Cerámica.

8 comentario(s):

tumundovirtual dijo...

Hola, de verdad te felicito, tú página me parece muy interesante y sobre todo tiene muy buen contenido, a la vez te invito a ti y a todos tus visitantes para que visiten también mi blog el cual es http://tumundovirtual.wordpress.com si te gusta mi blog te propongo la idea de que nos linkemos. espero tu mensaje.

Max & Birrax dijo...

Hola, tumundo...

Gracias por tu visita y por tu comentario. Te envio un correo a tu cuenta de GMail.

Un cordial saludo,

Max & Birrax.

Isa dijo...

Todavia no he tenido la suerte de ir a Valencia,claro que no he viajado casi nada,solo he pasado de largo,tengo ganas de poder viajar y ver España.
Isa

Max Birrax dijo...

¡Hola, Isa!

Pues te recomendamos que lo hagas siempre que puedas, aunque sea cerca de la ciudad donde vives, que tampoco hace falta irse al quinto pino. De verdad que merece la pena.

¡Un saludo!

Costarossa dijo...

Parece muy bonita la ciudad. Nunca he ido allí porque me temo que si voy con mi novio, va a tener recuerdos de su ex con la que hizo allí el último viaje antes de que ella murió. :(

Max Birrax dijo...

¡Hola, Costarossa!

Sí, es una ciudad muy bonita, de verdad. Y también es cierto que a tu novio le puede traer recuerdos dolorosos, pero, quizás, con el tiempo y, estando a tu lado, lo vea todo de otra manera.

Muchas gracias por compartir tus sentimientos con nosotros. Recibe un fuerte abrazo,

Chez Lola dijo...

Estoy recorriend tus viajes y he venido a ver que habías visto de mi tierra, no te falto de nada en el recorrido y curiosamente nombras donde vivo, en Massanassa, donde al subir a la terraza veo la albufera y huele a vida :-) preciosas fotos Max

Max Birrax dijo...

¡Hola, Lola!

Valencia y alrededores son una fuente inagotable de buenos recuerdos para mí, y aunque por Massanassa anduve poco en su momento, también lo conozco, aunque en esta visita no llegáramos a pasar por la escasez de tiempo. :(

Eso sí, sabiendo que estás por allí, cuando volvamos no te escapas de que vayamos a visitarte. ;)

Me alegra saber que te han gustado las fotos, están a vuestra disposición para hacer uso de ellas como consideréis oportuno, son hechas por nosotros y no cobramos derechos de autor. ;)

¡Saluditosss..!

Publicar un comentario

Los Viajes de Max Birrax te ofrece la posibilidad de enviar tus comentarios sin necesidad de ningún registro previo. En cualquier caso, la publicación de cualquier comentario no supone en absoluto la conformidad de los responsables del sitio con su contenido, puesto que únicamente expresa la opinión de su autor, quien será el único responsable del mismo.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.